¡El móvil a la playa no!

por | 2 octubre, 2019

Hoy te vamos a explicar por qué no deberías de llevarte el móvil a la playa.

Agua:

Es la causa más evidente pero no la única de ellas. Los teléfonos no resisten el agua ni la humedad, por lo que en caso de accidente, has de tener paciencia, dejarlo que seque completamente y nunca acelerar el proceso con un secador, pues lo estropearía más.

Sal:

La sal es un problema grave en los móviles. Si se nos cae el móvil en la playa, por mucho que se evapore el agua, la sal permanecerá en el interior del móvil y esto afectará al sistema.

Arena:

La arena puede darnos problemas al acumularse en los orificios de nuestro móvil, bloqueando zonas como el puerto de los auriculares o el micrófono. Además también puede rayar la pantalla de nuestro móvil por el roce.

Calor:

El calor excesivo es muy perjudicial para los móviles, afectando a los circuitos de su interior. Mantén siempre tu dispositivo fuera del calor y en un lugar seco.

¡Así que ya sabes, mejor llevarte un buen libro a la playa si no quieres tener que tirar tu dispositivo móvil!

 

Leer también Relojes y despertadores los nuevos olvidados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *